El Centro Juvenil DON BOSCO de Villena celebró la tradicional Pascua Joven



Desde el Jueves Santo hasta la Vigilia Pascual del sábado 4 de abril, un total de 49 chavales y jóvenes de entre 16 y 24 años del Centro Juvenil Don Bosco (monitores, premonitores y gente de los grupos de confirmación) celebraron un año más la Pascua Joven, unos días de reflexión y convivencia en clave cristiana.
El Centro Juvenil DON BOSCO de Villena celebró la tradicional Pascua Joven
El Centro Juvenil DON BOSCO de Villena celebró la tradicional Pascua Joven
El Centro Juvenil DON BOSCO de Villena celebró la tradicional Pascua Joven

 

La actividad se llevó a cabo el jueves y el sábado santo por la tarde en los locales del Centro Juvenil Don Bosco y en la iglesia de MªAuxiliadora de la obra salesiana de Villena, mientras que todo el viernes y el sábado por la mañana estuvieron en el colegio Salesiano de Ibi.

 

Este año el grupo de animadores del CJDB estuvo acompañado por el joven salesiano de Villena, Javier Marco, que después de la experiencia vivida quiso compartir estas frases con todos ellos, sirvan como muestra de lo que la Pascua Joven ha significado para los que participaron en ella:

 

Después de estos días en los que hemos compartido vida y Vida me sentía en la necesidad de haceros llegar este mensaje. Aquí, en el tren de regreso a mi casa de Burgos, en el metro, por las calles... Miro los rostros de las personas y me doy centa de lo afortunados que somos al ser mensajeros que gritan: ¡Jesús vive!


En un mundo enfermo de tristeza, este mensaje es de total actualidad. Puede ser que no seamos del todo conscientes, pueden aparecer en nosotros mil dudas; pero cada vez que sonreímos a alguien estamos ya dando el gran mensaje. ¡Tan sencillo y tan difícil a la vez!


Si lo pensamos un poco y le dejamos el protagonismo al corazón, lo vivido en la Pascua nos llena de alegría. Se repite en nosotros lo que vivieron hace 2000 años: "En aquel tiempo, las mujeres se marcharon a toda prisa del sepulcro; impresionadas y llenas de alegría, corrieron a anunciarlo a los discípulos" Mt 28, 8-15. Es tiempo de abandonar los sepulcros: tristezas, odios, rencores, soledades, egoísmos... Y de ir corriendo a nuestros jóvenes a decirles con alegría: ¡Entérate! ¡Que ha ganado el Amor! ¡Jesús vive!


Yo os doy las gracias por haber gritado este mensaje en estos días que hemos vivido juntos. Os doy las gracias porque día tras día, sábado tras sábado, musical tras musical, campamento tras campamento, Pascua tras Pascua "el grito" sigue vivo.

 

Os doy las gracias porque en algunos casos es tan fuerte y tan claro que hasta puede llegar a cambiar toda una vida. Llega con tanta fuerza que te empuja a entregar tu tiempo y tu vida. Puede ser como educador en el CJDB, puede ser como misionero en Perú, puede ser como salesiano (o salesiana)... O de mil maneras más. Cada uno deberá encontrar el lugar desde donde su voz pueda susurrar, cantar, pregonar, gritar "nuestro grito de vida y juventud".
 

 

Siento no haber podido estar un rato con cada uno de vosotros, ¡habéis crecido tanto!, pero me voy muy feliz.

 

Me despido de vosotros con mi amistad y oración. Espero que nos podamos seguir viendo en próximos eventos y que sigáis llevando Su grito

de Vida al mundo que os necesita, a tantos jóvenes necesitados que esperan escucharle.

 

 

 

 

 
      twitter