¿Cuántas veces dicen que somos agentes educadores en todos los aspectos? Esta frase resuena en nuestra cabeza desde el momento en que se toma la decisión de ser educador/a, tanto en un ambiente formal como no formal, y se está en lo cierto, quien decide ser monitor/a educador/a tiene que tener en cuenta que está educando en todos los sentidos, incluido en lo que se refiere a Salud.

Hay muchas veces que como personas educadoras se descuida este aspecto y es algo que hoy en día se tiene que tener presente tanto con los niños y niñas, como con los y las jóvenes.

Y te preguntarás, ¿cómo se puede educar en Salud? Pues es muy sencillo, hay un amplio abanico de posibilidades en las que nuestra figura puede intervenir previniendo.

Una de ellas, y que se puede empezar a llevar a término en las asociaciones en este curso, es el tema de la alimentación. Ofertar meriendas saludables, como una simple pieza fruta dejando de lado todas las bebidas azucaradas como son los zumos de brick u otro tipo de bebidas de gas, es una buena forma de empezar a valorar la buena alimentación de nuestros destinatarios y destinatarias. También podemos lanzar talleres de cocina en el que los ingredientes principales sean las frutas o hacer bizcochos caseros donde los y las participantes del taller vean qué ponen y por qué se utilizan dichos ingredientes. Todo ello puede ser una forma de educar en alimentación que se integra perfectamente dentro de nuestras actividades semanales.

Otra forma de educar en Salud es la prevención en el consumo de drogas, no solo sustancias estupefacientes sino alcohol o tabaco, y fomento del ocio saludable. Cada vez más jóvenes de nuestros Centros Juveniles acceden a este mundo que trae consigo consecuencias negativas, tanto en su Salud como en las relaciones interpersonales.

Por último, no hay que olvidar la higiene, un factor que se vuelve esencial en los campamentos o acampadas. Sobre todo será importante enseñar a los más pequeños y pequeñas que tienen la importancia del orden, que tienen que cambiarse después de cada ducha, limpiar sus platos y cubiertos o ayudar a mantener limpio el campamento también es una forma de educar en este ámbito. Ciertamente, no es una labor que solo afecte a niños y niñas, también los y las adolescentes deben estar concienciados con estas pequeñas, pero necesarias, tareas.

Por ello, desde la Federación Don Bosco, os invitamos a que os animéis a llevar dinámicas a vuestros centros que versen sobre estos temas.

“Tu cuerpo es tu compañero de vida. Cuídalo, escúchalo, atiéndelo”

 

Marina Vila

Responsable del Área de Salud en la Federación Don Bosco

Uso de cookies

Para garantizarle una navegación por nuestra web segura y de calidad, le informamos que utilizamos Cookies. Si está de acuerdo clique ACEPTAR. Puede bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Para más información consulte nuestra Política de Cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies